Prueba Olympus TG5

Amanita muscaria. Se mira pero no se toca!

Los chic@s de Olympus me pasaron días atrás una unidad de la TG5 para probar. Es una cámara compacta resistente a los golpes y sumergible, además de una lista casi interminable de muchas otras capacidades que podéis consultar aquí. Decidí meterla en la bolsa y que me acompañara en las diferentes actividades que realicé durante estas semanas de convivencia.

Olympus TG5
El sensor de esta cámara ha visto reducida su resolución a 12 megapíxeles de los 16 que tenía el modelo anterior de esta misma serie. Creo que con ello se buscaba un mejor comportamiento a isos altos y la verdad es que funciona bastante bien cuando hay poca luz,  también ayudada por el estabilizador de imagen y un diafragma mínimo de F:2 en posición angular. Un par de imágenes de muestra tomadas a pulso:

1600 ISO. Imagen nocturna.

800 ISO
400 ISO. The Chancletes posando con espectadores en el intermedio del espectáculo.
Esta cámara tiene la posibilidad de generar archivos en formato RAW y ello es una gran ayuda cuando queremos afinar el procesado de imágenes tomadas a alta sensibilidad. Por las cutrepruebas que he hecho en casa creo que se puede subir hasta 1600 ISO disparando en formato RAW y el ruido aún es contenido, no está nada mal para una compacta tan versátil. 
El hecho de que la TG5 sea estanca para mí es una ventaja que puedo aplicar en cuanto a que no me limita en ciertas situaciones, por ejemplo con lluvia o salpicaduras:



Me ha sorprendido la versatilidad del objetivo. La focal equivalente en 35mm sería un 25-100, con un  comportamiento excelente en fotografía de aproximación. Para ello incluso cuenta con una posición especial representando un microscopio en la rueda de modos fotográficos, además de P y A. Unos ejemplos:







Además, también pude probar el accesorio LG-1 que se acopla alrededor del objetivo y distribuye en forma de aro circular la luz proveniente del led de luz contínua del que dispone la cámara. La verdad es que me ha sorprendido el buen comportamiento del mismo, con una luz muy buena que permite hacer pequeños bodegones de cosas cercanas:




El resumen de estos dias de convivencia fotográfica con la Olympus TG5 es que han sido muy divertidos. Me ha acompañado en actividades muy diversas así como en la vida normal y la verdad es que las imágenes tomadas cumplen con las mejores espectativas. Puestos a criticar, personalmente le hubiera puesto los botones más grandes y los jpeg directos de cámara los encuentro un pelín sobreprocesados.  En el lado positivo destacaría el comportamiento correcto en situaciones de poca luz si disparamos en formato de archivo RAW,  la verdad es que me ha sorprendido agradablemente. Esta cámara puede hacer muchas cosas tanto en tema fotográfico como en video, y acdemás el hecho de ser estanca y antigolpes es un seguro de durabilidad, está claro que está enfocada a actividades  en las que otras cámaras acabarían en el servicio técnico. Además de montañeros, aventureros, surferos, etc, yo añadiría que esta cámara está muy indicada para famílias con niños, es indestructible y si la utilizan ya no os pedirán el móvil para hacer fotos :-)
Dejo unas cuantas imágenes más que se quedaban en el cajón, un placer:





















3 amigos han escrito:

Eduard Marquès dijo...

Un servidor la utilitza per fer fotos sota l'aigua (apnea), vaig trigar una mica però finalment li vaig trobar el truquillo per fer macro amb els nudibranquis. No utilitzo la configuració automàtica subaquàtica de la càmera. Em va costar però ara estic content. Tinc els resultats en el meu instagram @eduardmarquesmora per si els vols veure. Una abraçada, mestre.

Martin Gallego dijo...

Huala, quines fotos més maques Eduard! Et felicito i recomano la visita al teu instagram! Una abraçada!

Mara dijo...

Pero qué buen fotógrafo eres!